Día de muertos

Día de muertos

  Acabo de salir de un quirófano, me dicen que mi puto melanoma amagó con hacer de las suyas. Mi médico me habla de la vida como una fiesta, de esas que no se saben cuando terminan. Hay que vivirla y dejarse de joder. Mientras, como un chocolate, para celebrar que las cosas parecen estar bien, ¿Casualidades? Abro mi correo y tengo mensaje de Edgar Núñez Magaña, cocinero, amigo, mexicano. Me manda un email, contándome cómo celebran la muerte en su tierra, como parte de la vida. Leo lo que me cuenta, no…Seguir leyendo
Marsella en dos tiempos II

Marsella en dos tiempos II

  Vivir en Marsella A esta altura no puedo ni quiero negar mis pasiones. Si alguien me pregunta cuáles son los autores del género negro a los que amo, sin duda, Jean Claude Izzo figurará en uno de los primeros lugares. Quizás por eso, hace unos años recorrí Marsella siguiendo sus pasos, metiéndome en su Vieux Port (puerto viejo), recorriendo La Cannebière, esa avenida de pasado glorioso y Le Panier, el antiguo barrio que parece que fuese a descascararse con la brisa del mar, yendo de barra en barra, probando Pastis y alguna Absenta, husmeando en…Seguir leyendo
Marsella en dos tiempos I

Marsella en dos tiempos I

  Marsella es para mí una ciudad especial, de esos lugares en el mundo que no te dejan indiferente. La conocí leyendo, devorando, la trilogía de Jean Claude Izzo, que me llevó a escribir uno de los capítulos de mi libro, Sabores que Matan, que hoy comparto. Tiempo después la recorrí, siguiendo las huellas de los personajes de sus libros y ahora, volví a una Marsella que me mostró otra de sus caras. Esta es la primera parte.  Morir en Marsella Marsella se muestra dura, como una mujer inaccesible. Dicen que una vez…Seguir leyendo
Puertas abiertas en el Bajo

Puertas abiertas en el Bajo

  En un tiempo en que todo el mundo se encierra, donde las trabas y los blindajes van a la delantera, en este rincón de Buenos Aires, un grupo de vecinos, todos los años abren las puertas de sus casas-talleres. Fue así como conocí el barrio, hoy mi lugar en el mundo. Sin tener que tocar timbre, se los puede ver en acción, conocer sus obras y preguntarles todo aquello que tengan ganas. Muchos los recibirán con un mate y factura, otros con un aperitivo en el jardín, con música, todos con una…Seguir leyendo
Soul Kitchen

Soul Kitchen

  Risas para el alma. Una película alemana que pone el acento en la sonrisa, no fácil. Soul Kitchen es el nombre del restaurante de Zinos, un descendiente de griegos que con esfuerzo compró una antigua nave gigante en el puerto de Hamburgo y la refaccionó, convirtiéndola en un espacio de cocina “fácil”, esa que se hace a base de papas congeladas y algunas salsas de paquete. Pero los tiempos complicados también se viven en otras partes del planeta y Zinos tiene deudas con hacienda (la AFIP local), su novia se traslada a…Seguir leyendo
Un rincón de Tigre

Un rincón de Tigre

  El día pintaba gris, con pronóstico de lluvia. Antes que se largue, decidí dar una vuelta por Tigre. Cerca del mercado de frutos, en la zona del Boulevard Saenz Peña, se está armando un paseo con restaurantes, cafés, galerías de arte, espacios de antiguedades y diseño. La zona cobra vida de lunes a sábado, los domingos muchos de estos lugares cierran, escapando a la multitud que visita el Delta. Lo mejor es caminar. Hay casonas típicas recicladas, Una esquina dedicada a los tejidos en fibras naturales y telares (Fibras Naturales, Coronel Morales…Seguir leyendo

Vinos en el restaurante. ¿Cuál? ¿Cómo? Esa es la cuestión

Hasta hace un tiempo (y aún en ciertos lugares), al llegar a un restaurante, el mesero llevaba el pan y preguntaba: ¿qué va a tomar? A veces, si el lugar era de cierto nivel, tenía carta de vinos, generalmente dividida en blancos y tintos. Ahora, cuando parecería que todos sabemos de vinos, el panorama cambió. http://blog.decanter.com.co/copas/2013/10/10/vino-en-el-restaurante-cul-cmo-esa-es-la-cuestinSeguir leyendo
Guiso de madre

Guiso de madre

  Sé que todos los días pueden dedicarse a las madres, que lo comercial, que esto o aquello, pero por estas latitudes este domingo nos lo dedican de diferentes maneras y estoy con ganas de festejar. Primero pensé en preparar una receta de mi vieja, pero creo que lo mejor es ponerme y hacerla varias veces, hasta comprobar que me salga como a ella, hasta ahora no pude con sus ñoquis de sémola, ya saldrán. Entonces, recurrí a otra mamasa, Rosa Ciancio, la mamá de Mauro Colagreco, de esas mujeres con mucha polenta,…Seguir leyendo

Luces parpadeantes

  Dinamarca: año 2000 Director: Anders Thomas Jensen Esta es la historia de un restaurante exitoso en el medio del bosque danés, a orillas del mar. Si se tiene idea de bucólico, voladitos y duendes… error. Para llegar a lograr las estrellas, cuatro amigos deberán transformar tiros y vicios en herramientas de cocina. El experto pistolero será el que de una ráfaga llene las ollas con caza; el cocainómano -mientras deja su adicción- aprenderá a mantener las cervezas frías, en su punto justo, y sin tener que recurrir a una heladera; el tercero será…Seguir leyendo

Aires de Provenza

  Otra vez una mesa, sola. Y no es frase de queja. Tiene más que ver con el placer, ese que describe el comisario Montalbano, el hijo de Camilleri, para más datos, pero por el lugar, me encuentro en Provenza, Francia, debería hacer referencia a Simenon o quizás a Jean Claude Izzo. Hotel con tres generaciones detrás, Relais Chateaux. Restaurante íntimo, encerrado entre arcadas, con algunos cuadros que quitan el aire y ponen color al salón de piedra, son pocos, muy bien elegidos. Por suerte tengo buen maestro y aprendí a distinguir las…Seguir leyendo
  • 1
  • 2