A Fernando Mayoral, uno de los mejores chefs argentinos, lo conocí hace muchos años. Para entrevistarlo tenía que cruzarme la ciudad y recalar en Adrogué, donde él tenía su restaurante, una casona enorme, con jardín y huerta, donde olí por primera vez unos tomillos rarísimos (gajos que no me prendieron, no tengo su mano verde). Además de compartir la mutua pasión por las hierbas y por el biscuit coulant de chocolate de Michel Bras (receta que Fernando me fotocopió, de varias páginas y que se fue transformando en el archifamoso volcán). En esas visitas, hablábamos mucho de literatura. Fue Fernando quien me “presentó” la obra de la escritora Amelia Nothomb. Desde entonces, seguí sus pasos por Thymus, haciendo el primer artículo en plena obra en construcción, por Le Bar, L´abeille y después de unos meses en Asia, por sus cocinas ambulantes, donde reforzó sus conocimientos de técnicas y productos de nombres impronunciables, pero que él maneja como un maestro.

Este año, Fernando decidió anclar en un espacio propio, un Club de Cocina. No es Racing, pero merece llamarse Academia. El club tiene tribuna y platea, porque se puede reservar para una cena íntima, de unos 8 comensales a 20, máximo, viendo al chef en acción y luego, recibiendo los platos de sus manos, como en una casa, con biblioteca incluida. Y hay más, porque el Club puede jugar de visitante y amar un catering o asesoramientos.

Para aquellos interesados en profundizar más en el tema y aprender, está la otra opción: tomar clases con un maestro, aprendiendo entrada, principal y postre y preguntar sobre los orígenes de una técnica, buscar las raíces de un plato y después, degustarlos. Su gran conocimiento sobre la cocina, los sabores, las técnicas marcan la diferencia. Pero hay más, está la pasión por la lectura, por el saber, en síntesis, la inquietud, pasiones que nos llevaron a que compartamos muchos momentos a lo largo de estos años. Los chicos crecen, Fernando ya no es ese pibe ansioso que conocí en Adrogué, el tiempo pasa, deja sus marcas. Lo que sigue, este nuevo emprendimento, puedo asegurar que muestran a Mayoral con el mismo entusiasmo de hace años.

 

GPS: Acevedo 830 PB “C”. mayoralfer@gmail.com.  https://fernandomayoral.wordpress.com

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *