web5

Chapadmalal fue, hasta ahora, para mí, un lugar en la memoria. Recuerdos. Allí pasaba parte de mis vacaciones, en una colonia que duraba apenas días. Igual, mi viejo se aparecía con una caja de alfajores, para ver cómo estaba la nena. Chapadmalal también se asocia a descansos presidenciales, a grandes extensiones de tierra frente a un mar, mar argentino. Hasta allí se fue el equipo de bodega Trapiche, hace ya varios años, a experimentar. Daniel Pi me lo había contado, pero en ese momento era una apuesta con mucho de travesura: los viñedos estaban a miles de kilómetros de su Mendoza natal. La idea, me decía, era, intentar algo en tierras con clima similar al de muchos terruños del mundo, donde algunos varietales, en especial, los de de ciclo corto, más delicados, se deban muy bien. Así nació Mar & Pampa.

web33

Está ubicada a sólo unas cuadras del mar, el olor salino se siente en el aire. El clima es el de la costa, al que se suman la geografía pampeana. El ingeniero agrónomo Marcelo Belmonte los presenta, va por cada camino de viñedos, como cuando se muestra a un hijo y comenta: aquí todo es diferente, un área nueva, más fría de lo que se cultiva en la Argentina, poco riego por el régimen de lluvia importante, vientos. ¿Una aventura? Creo que no, en el 2008 lo sonábamos, en el 2009 lo plantamos, hoy es una realidad.

web32

Pi explica que cuando hubo que decidir los cepajes, ese mandato, el de la naturaleza, fue el que tomó la posta y se decidieron primero por el “shampucito”, porque me acordé de la Champagne y entonces plantamos Pinot Noir y un Chardonnay, fresco, variedades de ciclo corto, que tendrán bajo grado alcohólico. Seguimos por los tranquilos: un Sauvignon Blanc fresco, un Riesling, con algo floral, un buen Gewürztraminer, que no abunda en el país, y tanto el Pinot como el Chardonnay, que también ofrecen como varietal, al que seguirán seguramente otros blancos.

web36

Mar del Plata, además de postal y memoria argentina, sigue siendo una ciudad balnearia preciosa, al que los viñedos aportarán sabor y nuevas visitas.

web38

Su gastronomía mejoró mucho, ricos, muy ricos los platos preparados por Fernanda y Patricio, el equipo de Sarasanegro para acompañar la degustación, Es que a Argentina, con tan buen vino, le hace bien tener vinos que nacen cerca del agua.

web1

Son de esos vinos en los que no se debe esperar alta concentración, ni mucho alcohol, no te parten la cabeza, son un reflejo de la zona y se web2dejan beber y beber. “Cortitos y austeros” los define Pi, irían perfecto con esa paella que prometió para una próxima visita.

GPS: www.trapiche.com.ar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *