En gastronomía siempre digo que una milanesa de bodegón frita en aceite pasado y con gusto horrible puede ser más cara que un buen menú en un restaurante con pretensiones. Todo es relativo. Y en vinos la ecuación también se da. #FabricioPortelli te lo explica.

http://www.fabricioportelli.com/

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *