Hay días, muchos, en que lo que se busca para comer es un lugar tranquilo, con cocina casera, con buenos productos, de esos espacios donde uno siente que casi podría estar en pantuflas y la dueña de casa no te diría nada. Hacía mucho que tenía agendado pasar por Rita, pero en verdad, llegué un viernes de casualidad. Rita es el restaurante de Silvina Trouilh –aclaro, Rita es el nombre de su perra- que muchos recordarán por hacer sido pionera en la zona de Parque Lezama, con “Caseros”. Cuando vendió ese espacio, iba a ponerse algo en el microcentro y después de ver algunos locales decidió huir del infartante ruido y asumir que lo suyo era un barrio y la calma. Así llegó hasta esta esquina de Colegiales-Chacarita, donde antes funcionó Masamadre y mucho antes un almacén. Voló todo lo que había, lo ambientó con muebles y lámparas retro, mucha luz y pocos detalles, mantuvo la ventana y la puerta-persiana, que dan idea de lo que fue.

Rita ofrece un menú del día, con entrada, principal, bebida y postre o café ($ 200), que varía según lo que haya en el mercado, y puede ser, por ejemplo, una sopa de zanahoria, pasta con albóndigas o pesca con tomate, papas y cebolla o risotto de vegetales, jarra de jugo de naranja con menta y jengibre y de postre, flan mixto. Si se quiere comer a la carta hay sopa del día, ensaladas como la de burrata con pesto de tomates, hongos y rúcula o langostinos con curry, naranjas y cilantro. En principales, ravioles caseros que varían y la ensalada Rita, con rúcula, vegetales, polenta grillada y huevos poché. Todo lo que probé me gustó: sabroso, de esos platos que me arrancaron un ¿y porqué no estará en la esquina de casa?

Por la mañana y la tarde hay ricos desayunos y meriendas, con buena selección de tés, cafés y pastelería, en la que Silvina es especialista y que incluyen tortas del día, y una opción sin gluten, como la carrot cake. También, sándwiches abundantes, como el de carne braseada con queso brie y cebolla caramelizada o pollo parmesano all i oli y lechuga o vegetales grillados y queso brie. Viernes y sábados Rita abre también por la noche, con un menú apenas más complejo, sin perder la esencia y manteniendo de una de las mejores relaciones precio-calidad que encontré en esta época, donde el dato no es menor. Vayan, que aunque Rita no suele estar, su dueña los espera.

GPS:
Olleros 3891,
Teléfono: 4554-4555.
@RitaRestaurante
@ritarestaurante
#Rita #Cocinacasera #SilvinaTrouilh #Colegiales #Chacarita

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *