Un Asunto Sucio

Marco Vichi

Editorial Duomo Nefelibata

Un caso más del comisario Bordelli, que como buen policía italiano, además de dedicarse a investigar, jamás deja de lado lo básico de la vida: comer bien. La trama de esta novela se desarrolla en Florencia, en 1964, cuando un amigo del uniformado descubre un cadáver que luego desaparece. Más tarde, serán niñas las víctimas, oscuridad del presente que se mezcla con la vuelta del pasado europeo: lo vivido en la Segunda Guerra Mundial, un trauma no olvidado, y mucho menos superado. Una de las pistas será un Cognac especial, buenos vinos y un plato que le dedica su amigo Botta, cocinero por unos días en la Trattoria Da Cesare: filete de cerdo con leche, tomate y semillas de hinojo, receta que Vicchi nos regala a los lectores al final de la novela, junto con una serie de fotografías de Iara Marcelli de su Florencia natal, que se suman a la aclaración que la impresión fue realizada con energía solar.

Filete del Botta

Poner los filetes de cerdo (mejor si no son demasiado gruesos) en una cazuela con un poco de agua y cocinarlos bien, de ambos lados, hasta que el agua se evapore casi del todo. Agregar un vaso de salsa de tomate y darlos vuelta. Incorporar un vaso de leche y un puñado de semillas de hinojo. Tapar y cuando la salsa empieza a hervir, bajar el fuego, destapar, salar y dejar que el fondo se reduzca. Retirar del fuego, tapar y dejar que repose unos minutos antes de servir.

GPS:
@duomoed @Duomo_ed
#UnAsuntoSucio #MarcoVichi #EditorialDuomoNefelibata #Cocinaycrimen #GéneroNegro #Cocinaitaliana #Florencia

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *