Osso… oda a la carne

Osso… oda a la carne

Se dice que los argentinos de carne somos. Sin embargo, a la hora de los bifes, hace un tiempo descubrí que uno de los mejores parrilleros del mundo era vasco, para más datos, el genio del asador Etxebarri (mazazo al ego nacional) y ahora vengo de visitar Osso, carnicería & salumería, una carnicería que desde que entré, hasta que me fui, me provocaba una única frase: ¿por qué cccccccccccc a ningún argentino se le ocurrió algo igual? (segundo gran mazazo. Sí Josimar Melo, del psicoanálisis no nos libramos más). Se sabe, la carne…Seguir leyendo
Nuestro Secreto

Nuestro Secreto

Cuando los hijos se ponen el traje de Papa Noel, puede pasar que un día de esos de terror, con Buenos Aires hirviendo, a más de 40°, el mundo se derrita y la vida siga. Por esas cosas casi mágicas, en una de esas te encontrás instalado en el Spa del Four Seasons, te hagan masajes relajantes, te ofrezcan aguas saborizadas con cítricos, no te enteres del valor del dolar y para terminar, almuerces en Nuestro Secreto, la parrilla en el jardín del hotel. De todo eso (y más) son capaces mis hijos,…Seguir leyendo

La Estancia, entre nos, La Mabel

Fin de semana, buen momento para escapar del loquero capitalino y enfilar hacia Ingeniero Maschwitz. En lo que fue una antigua pulpería funciona La Estancia, pero si pregunta por ese nombre, lo más seguro es que nola encuentre, porque en familia todos la llaman “la Mabel”. Es por Mabel, dueña y señora del lugar, la que está al frente de la parrilla, sí, una de las únicas mujeres que en el país de los machos asadores se atrevió a dominar el fuego. Pero además, para serle fiel a su género, Mabel amasa las pastas. Su…Seguir leyendo