, ,

Arvejas, canicas dulces

20161019_150811

Este es el Año Internacional de las #Legumbres según la #FAO El motivo es claro: son sanísimas y ricas. Sin embargo, cuando se habla de este grupo de vegetales, se cree que se hace referencia sólo a las secas. No es así, a esta familia la comprenden semillas comestibles que crecen y maduran dentro de vainas y las arvejas son uno de sus integrantes y en primavera están en su mejor momento. El que diga que no lo sentaron en un patio a pelarlas, es muuuuucho más joven que yo. Pero a mi me tocó. Sabía que esta estación venía acompañada de pelar y pelar. La cara larga se transformaba cuando llegaban a la mesa unos platos deliciosos. Porque, por ese entonces, eso de las latas o vegetales congelados, era cosa rara. Mi vieja decía que era de fiacas (lo de las latas, lo congelado no existía).

20161019_152854

También conocidas como guisantes, las arvejas se pueden cocinar sin madurar, aunque las secas también se consuman. Se cree que surgieron en Medio Oriente o India, pero recién en el siglo XIV fueron aceptadas en las mesas gourmets. Parte del cambio de destino, se debió al señor Audiger, quien le trajo a Luis XIV -desde Génova, a donde había sido enviado para investigar la fabricación de licores- una gran caja de arvejas. El conde de Soissons fue el encargado de desgranarlas ante los ojos curiosos del resto de la corte. Cuando la novedad se conoció, todo el mundo quiso probarlas y cultivarlas fuera y dentro de los jardines de Versailles.

Se cree que existen unas mil variedades de arvejas. Entre las más conocidas están las de desgranar, grandes, arrugadas y de sabor dulzón, variedad que, en general se consume enlatadas o congeladas. Las llamadas francesa (petit pois) son más chicas y aún mas dulces. A la hora de comprarlas, hay que observar que los granos estén en las vainas. Estas deben ser verdes, crujientes y brillantes, descartando las arrugadas. La mejor manera de conservarlas es en la heladera, dentro de su vaina, o en bolsas microperforadas, pero cuanto antes se las coma, mejor. Si se las quiere congelar, hay que blanquearlas previamente (sumergirlas en agua hirviendo y luego, en agua helada) 3 minutos.

Y si tiene antojo, tome nota de esta ensalada deliciosa, que me enseñó a preparar mi amigo el chef Lello Sorrentino.

Ensalada Positano

Ingredientes

Arvejas 500 gramos

Sal y pimienta, a gusto

Tomates secos, hidratados en aceite 100 gramos

Tomates cherrys 200 gramos

Orégano fresco

Aceite de oliva extravirgen 3 cucharadas

Camarones, frescos y cocidos 100 gramos

Preparación

Abrir las vainas de arvejas y desgranarlas. Llevar una cacerola con agua y sal al fuego, cuando rompa el hervor, sumar las arvejas y cocinarlas apenas unos minutos, no deben deshacerse. Escurrirlas y refrescarlas, con agua fría, volver a escurrir.

Colocarlas en un bol, sumar los tomates secos hidratados en aceite y los tomates cherry, enteros o cortados al medio

Condimentar con hojitas de orégano fresco, aceite de oliva, sal y pimienta.Distribuir en la superficie los camarones y servir.

Fotos: agradecimiento A.C.E.L.G.A

GPS: #FAO #Arvejas #Acelga

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.