La cocinera de Himmler

Franz-Olivier Giesbert

Editorial Alfaguara

Aún en los momentos más terribles de la humanidad hubo lugar para el humor y la comida y esta novela lo refleja. “No soporto a la gente que se queja… Hasta mi último aliento, no creeré en nada salvo en las fuerzas del amor, de la risa y de la venganza”, palabras de la protagonista en el prólogo. #LaCocineradeHimmler son las memorias escritas en cuatro cuadernos de espiral, que contienen la autobiografía de Rose, testigo viviente del genocidio armenio y luego, del nazismo y más. Palabras que reflejan al siglo XX, visto a través de esta cocinera de 105 años. Es una larga receta que reúne varios ingredientes en idénticas dosis, como lo anticipa ella misma apenas se comienza a leer: el humor, el deseo sexual y las ansias de venganza.

La acción transcurre en sus famosos restaurantes, La Petite Provence, primero con sede en Paris, luego en Marsella, donde a punta de pistola, asoman junto a platos deliciosos, como su famosa parmesana, su tortilla de setas, su foie gras al oporto con compota de cebollas e higos, la brandada de bacalao, o el flan au caramel, todos bocados impregnados de pensamientos eróticos. Leyendo la trama se descubre que algunas de estas comidas solicitaban, también, picadillos, generalmente a base de sangre de sus enemigos. En ese caso, el sentido del gusto era el que mandaba, siempre estaban sazonados con especias y hierbas seleccionadas y combinadas de la mejor manera, al estilo Rose, una mujer, cocinera, de cucharas, pasión y armas tomar.

GPS:La cocinera de Himmler #Cocinayliteratura #Géneronegroycocina #EditorialAlfaguara #Franz-OlivierGiesbert

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.