,

Nueces que no pecan

uimg_8413
Cuando hablamos de nueces es importante saber que existen muchas variedades. Hay unas muy ricas, americanas y famosas en el Delta, las pecan, que cada vez se usan más. Se cree que nacieron en el Centro y Este de los Estados Unidos y en los valles de México, en zonas inundables.

Del sur de los Estados Unidos es Liza Puglia, de Nueva Orleans, donde están presentes en muchas de sus comidas. Fue en esa zona donde les pusieron el nombre que quiere decir “la nuez que requiere una piedra para romperse” y se cree que ya las consumían 6100 años AC. A principios del 1800 los colonos franceses y españoles la llevaron a Europa, teniendo en cuenta que tanto George Washington como Thomas Jefferson poseían ejemplares en sus plantaciones. En 1846, un esclavo africano, que se desempeñaba como jardinero en Louisiana, logró mediante un injerto la multiplicación de una planta de pecan seleccionada. La llamaron Centenal, porque fue exhibida en 1876 en la Exposición de Philadelphia. Aunque esta técnica tuvo un desarrollo lento, con el tiempo permitió que existan viveros que producían plantas injertadas. Liza explica que su cocina, la de Nueva Orleans, es una mezcla de aportes cajunes y creoles, donde confluyen franceses, africanos, españoles, italianos, caribeños y portugueses, entre otros pueblos y la nuez pecan se lleva bien en preparaciones tantos saladas, como dulces, siendo la protagonista de la tarta típica de su ciudad natal, la que comparte con un grupo de compatriotas, todos cocineros, con los que armaron el grupo Sabor Usa Argentina, para que la nostalgia se fortifique con ricas comidas.

UIMG_5974

¿A la Argentina? Las pecan llegaron gracias a unas semillas traídas por Domingo Faustino Sarmiento, quien las probó en las mesas norteamericanas. Se cree que esas semillas son el origen de algunos árboles añosos que se encuentran en varias estancias de la provincia de Buenos Aires, como las de la ex cabaña Tuyu, en Castelar, donde ahora se encuentra instalado el Centro de Investigaciones Agrícolas del INTA o los del jardín botánico de la Facultad de Agronomía de la Universidad de La Plata. Pero donde las pecan hallaron su hábitat fue en el Delta del río Paraná. Las plantaciones más antiguas en esa zona fueron realizadas por un grupo de ingleses en 1918, en el arroyo Esperita, lugar en que fue instalada la empresa Tigre Packing. El INTA Delta siguió investigando para desarrollar su cultivo, creando el proyecto Pro Pecan, que apunta a que el país se convierta en uno de los grandes exportadores de esta fruta. Motivos sobran: además de ser una de las frutas secas más ricas, es saludable: posee ácidos grasos no saturados. El aceite que se extrae de estas nueces es de una calidad comparable al de oliva. Aproximadamente el 84 por ciento de su composición la forman ácidos grasos insaturados. Al llegar Liza al país, se puso muy contenta de encontrarlas y enseguida las adoptó para su menú en Nola, buenísimas para disfrutar con su ginger ale casero y hacerle honor a la frase con que Liza recibe a los comensales: ¡hola gordos!

UIMG_5972Pecan Pie

Ingredientes de la masa

Manteca, en cubos 450 gramos

Harina 0000 600 gramos

Azúcar 70 gramos

Sal 15 gramos

Vinagre de alcohol 50 centímetros cúbicos

Leche, fría 150 centímetros cúbicos

Moldes individuales, de 10 por 5 centímetros, enmantecados y enharinados 20

 

Ingredientes del relleno

Azúcar negra 840 gramos

Huevos 6

Ralladura de 1 naranja

Bourbon 40 cc

Fécula de maíz 10 gramos

Sal 3 gramos (1 pizca)

Café molido 1 cucharada

Chocolate semi amargo, rallado 20 gramos

Manteca, derretida 120 gramos

Nueces pecan, peladas 300 gramos

Preparación

Para la masa: unir la manteca y la harina con movimientos envolventes, agregar el azúcar y la sal. Es muy importante que los ingredientes estén bien fríos para evitar que se forme gluten en la masa y la misma se mantenga firme y no muy húmeda. Agregar los líquidos, siempre cuidando que la masa no se mezcle demasiado. Una vez lista, envolver la masa en un film y conservar en la heladera, al menos una noche antes de utilizarla.

Para el relleno: en un bol profundo, mezclar el azúcar, los huevos, la ralladura, el bourbon, la fécula de maíz, la sal, el café y el chocolate; verter la manteca derretida y revolver.

Para el armado: estirar la masa y cubrir los moldes con una capa. Romper las nueces en trocitos y distribuir unos 15 gramos (aproximadamente) por molde; cubrir con el relleno, debe llegar hasta unos 2 centímetros antes de el tope, así puede levar.

Precalentar el horno a 180º (moderado, fuerte) y cocinar los postres unos 25 minutos, chequeando cada 10 minutos que la cocción sea pareja. Retirar del horno y dejar enfriar antes de servir.

GPS: #Nola Gorriti 4389 #saborUsaArgentina

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.