Katie Quinn Davies

V & R Editoras

La pasión por la cocina no tiene nacionalidad. Katie, australiana, es una de las que lo demuestran a diario, diseñadora gráfica, cocinera, fotógrafa, tiene miles de seguidores en su blog: www.whatkatieate.com Este es su segundo libro y está dedicado a eso que nos gusta preparar y compartir con amigos o familia los fines de semana, basado en los muchos viajes que la autora realiza por el mundo y en los que va pidiendo las recetas de esos platos que la sorprenden. Un conjunto de las mismas fueron reunidas en estas páginas. Las explicaciones son muy claras, las imágenes tan tentadoras que invitan a meterse de lleno entre mesadas. Este es un adelanto que reproduzco, con el texto introductorio de Katie, gracias a V & R Editoras (los * son aclaraciones mías). Agenden estas fórmulas y busquen el resto en el libro. Es de esos para tener a mano y darle uso.


Omelette de espinacas y hongos

Este es mi omelette “esponjoso”, hecho colocando los huevos en una batidora para darle a la preparación una textura más liviana y aireada. Se puede servir con tostadas con mantequilla* si se desea.

3 huevos frescos

3 cdas. de leche

sal marina

25 g de manteca, más extra para cocinar

50 g de hongos shiitake, cortados en rodajas, o enteros si son pequeños *(pueden reemplazarse por otros hongos frescos, carnosos)

50 g de champiñones, cortados en rodajas

2 ramitas de tomillo, hojas separadas

pimienta negra recién molida

15 g de hojas chicas de espinaca

30 g de queso emmental, finamente cortado en rodajas

 

Colocar los huevos, la leche y una pizca de sal en una batidora y mezclar durante 30-40 segundos o hasta que la preparación quede esponjosa y, luego, reservar. Derretir la manteca en una sartén antiadherente a fuego fuerte. Añadir los hongos y la mayor parte del tomillo, reservar un poco de tomillo para la guarnición. Sazonar con sal y pimienta y cocinar durante 4-5 minutos o hasta que los hongos estén tiernos. Colocar en un plato y mantener caliente. Limpiar la sartén y derretir un poco de manteca extra a fuego lento. Verter la mezcla de huevos batidos y cocinar durante 4-5 minutos o hasta que comience a despegarse en los bordes. Añadir los hongos, las espinacas y el queso en una mitad, luego doblar la mitad restante sobre el relleno y cocinar durante 1-2 minutos más. Dar vuelta el omelette y cocinar durante un minuto o hasta que todo esté cocido. Colocar en un plato, espolvorear el tomillo restante y servir inmediatamente.

 


Carne mexicana y huevos

La salsa de chipotle y los jalapeños frescos se encontraban en un solo lugar de Estados Unidos, pero ahora están ampliamente disponibles en las verdulerías, en algunos mercados y casas gourmet*. *Son salsas de origen mexicano y se consiguen en delis o hipermercados

1 cda. de aceite de oliva

1 cebolla, picada fina

sal marina

400 g de carne vacuna, magra, picada

¼ taza (60 ml) de salsa de chipotle

1 lata (400 g) de tomate, picado

1 gran puñado de cilantro, picado grueso, más extra para servir

pimienta negra recién molida

4 huevos frescos

1 chile jalapeño, en rodajas finas

Calentar el aceite en una sartén ancha a fuego medio-alto. Agregar la cebolla y una pizca de sal; cocinar, revolviendo a menudo, durante 3-4 minutos o hasta que estén tiernas. Aumentar el fuego a alto, agregar la carne y cocinar, revolviendo de vez en cuando, durante 5 minutos o hasta que la carne esté dorada, rompiendo cualquier grumo que quede. Agregar la salsa de chipotle, los tomates y el cilantro, sazonar con sal y pimienta; luego, reducir el fuego a medio y cocinar durante 5-6 minutos más o hasta que la preparación esté ligeramente espesada.

Usando una cuchara, hacer cuatro huecos en la mezcla e incorporar un huevo en cada uno. Cubrir y cocinar durante 5-7 minutos o hasta que los huevos estén cocidos. Decorar con chile triturado y cilantro, luego moler un poco de pimienta negra sobre la preparación y servir inmediatamente.

 

Pastel de frutos del bosque

Yo utilicé fruta fresca para este pastel, pero se pueden usar frambuesas y arándanos congelados; el resultado será igual de bueno. He saboreado este clásico postre americano unas cuantas veces en mis viajes a los Estados Unidos y aquí presento mi propia versión de todos los deliciosos pasteles que he disfrutado en los últimos años.

500 g de frutillas, limpias, cortadas a la mitad si son grandes

375 g de arándanos

250 g de frambuesas

¼ taza (40 g) de azúcar impalpable

1 cdita. de fécula de maíz

sal fina

ralladura fina y jugo de 1 limón

2 cdas. de azúcar moreno

½ taza (70 g) de almendras, tostadas

crema doble* (crema batida)

Para la cobertura:

2 tazas (300 g) de harina común

1 cdita. de polvo de hornear

1 cdita. de cremor tártaro

3 cdas. de azúcar moreno

½ cdita. de canela molida

1 pizca de sal fina

120 g de manteca sin sal, refrigerada y en cubos

¾ taza (180 ml) de suero de mantequilla* (manteca clarificada)

1 cda. de crema doble

1 cda. de amaretto (opcional)

Precalentar el horno a 180 °C.

Para la cobertura, procesar todos los ingredientes secos en un procesador de alimentos. Agregar la manteca y mezclar hasta que se asemeje a pan rallado grueso.

Mezclar el suero de manteca, la crema y el amaretto en un tazón, luego añadir a la mezcla de manteca y procesar hasta que la mezcla se integre. Reservar.

Mezclar todos los frutos del bosque en un tazón; agregar y mezclar el azúcar, la fécula de maíz, una pizca de sal, la ralladura y el jugo de limón. Transferir a una tartera (de 28 cm que tiene unos 6 cm de profundidad) y extender de manera uniforme. Cubrir con la masa rústicamente (no extender en forma pareja, esto es parte del encanto). Espolvorear el azúcar moreno y las almendras tostadas, luego hornear durante 40-45 minutos o hasta que la parte superior esté dorada. Servir caliente con crema doble.

Fotografías: agradecimiento a la autora del libro.

GPS:
www.whatkatieate.com
@WhatKatieAte What Katie Ate
#KatieQuinnDavies #V&REditoras #librosdecocina

 

 

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *