Sabores-TAPA-en-alta.jpg
Para mi las palabras, desde siempre fueron un festín. Aprendí a balbucearlas y a gozar de las escritas de la mano de mi viejo, un tipo que nunca terminó la escuela, y sin embargo, leer, comer con placer, viajar, luchar, laburar, fueron buena parte de la herencia que me dejó. Mi segundo libro, como el primero, le está dedicado a él y a otros hombres de mi vida, como a Danny, el padre de mis hijos; a Nico, mi hijo, el padre de mis nietos; a mis otros hijos, a mis nietos, a Ricardo, el catalán, que también es padre… Este domingo es el día del padre y estoy segura que a mi viejo le hubiese gustado leerlo, discutir algunos casos y probar todas y cada una de las recetas.

IMG_2461
Les cuento más de Sabores que Matan. Siempre creí que los criminales más legendarios, los detectives, los mafiosos y los protagonistas de las novelas del género negro tienen, como el resto de la humanidad, algo en común: comen y beben. Es que tanto la comida como la bebida describen de una manera particular las características de una sociedad, y particularmente las de un individuo. Son un signo de identidad, casi una huella digital. La comida es cultura y comer es un acto cultural. Los modos, las pasiones, los desagrados de las diferentes mesas a las que el lector está invitado, son una radiografía gastronómica que puede generar rechazo o admiración: nunca indiferencia.

IMG_3464


Este es el segundo libro acerca de este tema, mi pasión. Donde reúno artículos que fui escribiendo a lo largo de mi carrera, y que amplié con nuevas recetas, todas probadas, y un capítulo dedicado a Asia, inspirado en mis recientes viajes a ese continente. En ellos los unos y los otros, los buenos y los malos de cada película, comen y beben como el resto de los mortales y dejan sus huellas, como migas, que permiten hacerles una radiografía que abarca mucho más que lo gastronómico, acercándose a lo social y hasta al reflejo de los tiempos que viven. Los primeros artículos de este libro se dieron a conocer en la revista Pistas, la recordada publicación especializada en policiales, dirigida por el periodista Enrique Sdrech.

IMG_3852


Esta edición cuenta con una tapa que lo dice todo, obra del fotógrafo Eduardo Torres. Ilustraciones de Sebastián Ramseg y el trabajo de todo el equipo de Catapulta Editores, que se sumó a la mesa. Los prólogos reúnen las vertientes del libro, pertenecen al chef peruano Gastón Acurio y a Jordi Canal, mi amigo, director de la biblioteca La Bóbila de L´Hospitalet, experto en novela negra. A los menúes del primer libro, cada uno con sus correspondientes recetas, agregué nuevos pasos: De Asia, pasiones extremas, sabores que llegan de un Oriente lejano, pero no desconocido. La mesa está servida. Los espero.

GPS: #SaboresqueMatan #EduardoTorres #SebastiánRamseg #CatapultaEditores #GastónAcurio #JordiCanal #LaBóbila #novelanegraycomida #crímenesycomida

 

 

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *