,

Soul Kitchen

01_047_soul

 

Risas para el alma. Una película alemana que pone el acento en la sonrisa, no fácil. Soul Kitchen es el nombre del restaurante de Zinos, un descendiente de griegos que con esfuerzo compró una antigua nave gigante en el puerto de Hamburgo y la refaccionó, convirtiéndola en un espacio de cocina “fácil”, esa que se hace a base de papas congeladas y algunas salsas de paquete. Pero los tiempos complicados también se viven en otras partes del planeta y Zinos tiene deudas con hacienda (la AFIP local), su novia se traslada a China por trabajo y le pide que la acompañe y además, un “buen” amigo le envía a los inspectores de sanidad, que le dan un mes para refaccionar la cocina. Una posible solución es dejar Soul Kitchen en manos de su hermano, que sale de la cárcel unas horas por día. Paralelamente Zinos conoce a un chef, antisocial y experto en lanzar cuchillos, que se acaba de quedar sin trabajo, y que cambia radicalmente el menú. Con mucho esfuerzo logran posicionar el lugar, convirtiéndolo en un muy buen restaurante. Pero la vida continúa, y con ella los dramas que ponen en escena a personajes típicos de la Alemania de hoy, donde las presiones, por ejemplo, para tirar abajo el local y convertirlo en una gran mole inmobiliaria, hacen que el proyecto peligre. Cada uno de los personajes encierra una historia, todas giran alrededor de una mesada o una mesa. Se comienza con comida chatarra y la imposibilidad de batir a punto merengue las claras. Se termina con un menú donde las especias exóticas son protagonistas, y las técnicas de cocina están incorporadas. Zinos hará probar a lo largo del film diferentes sabores, ninguno resulta amargo. Un film de Fatih Akin.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.